Bienvenido, terrícola, o ser de cualquier otro planeta (donde hablen español)


30 May
30May

De inicio, he creado Café Da Vinci, tanto como un divertimento personal, escribiendo acerca de temas de mi interés, como para ver si alguien en este universo recibe uno de los artículos y se anima a leerlo.

El blog, mientras encuentra su camino, entrará en la categoría de lo ecléctico, ya que así son mis gustos e intereses.


Hay temas que, seguramente, hallarás con más frecuencia: literatura, lingüística, música, ciencia; pero nunca faltarán otros: cine, diseño, salud, desarrollo humano y cualquier otra curiosidad que me venga a la mente (sí, divagaciones). Todo, eso sí, con un punto de vista a-erudito, pues en mí, el principio de incertidumbre de Heisenberg funciona así: "Mientras más gustos e intereses tengas, menos profundos serán tus conocimientos de cada uno de ellos"; así que no esperen artículos muy fundamentados y estudiados...quizá en el futuro.

También incluirá uno que otro cuentito desenterrado o, si mi creatividad aparece mágicamente, uno nuevo. Y no faltarán las colaboraciones de uno que otro amigo.


Pues, dicho esto, comencemos.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.