El héroe


26 Dec
26Dec

Buena parte de mis escritores favoritos son, o fueron, grandes humoristas: Oscar Wilde, Mark Twain, Unamuno (por Niebla), Woody Allen y, mi autor favorito de la lengua española: Julio Torri.


Es un escritor poco conocido, incluso para gente metida en la literatura (yo lo conocí, como todo lo bueno de esta vida, de rebote, por casualidad, como un subproducto...era nuestro DESTINO). Parte de esto se debe a que publicó muy pocos textos. Algunos lo conocían como "El escritor que no escribe", o "Cuentagotas".


Fue parte de El Ateneo de la juventud mexicana, grupo destacadísimo de principios del siglo XX. Su participante más conocido fue Alfonso Reyes. Inmediatamente, él y Torri se "enamoraron", pues reconocieron en el otro almas e intelectos afines. Fueron el complemento perfecto pues, a diferencia de Torri, Alfonso Reyes escribió muchísimo, bibliotecas enteras, y es muy conocido: toda una referencia.


Sin embargo, yo prefiero a Julio Torri. Tiene un estilo breve y compacto, difícil de clasificar (va del cuento corto al poema en prosa y al ensayo). Con mucho humor toca temas vitales, tanto de la literatura y la escritura, como de la vida (disculpen la redundancia).


Con él me pasó como con el café de especialidad: al primer sorbo supe que era una cosa diferente, que me había eclipsado.


Creo que así le pasa a (poca) gente, tanto con el café como con la literatura, en particular con el humor: si te hace clic, es el cielo; si no, sigues bebiendo Nescafé, leyendo El código da Vinci o Harry Potter, y riéndote de películas como Nosotros los nobles o ¿Qué pasó anoche?, lo cual no tiene nada de malo, pero es otro sentir,  otra forma de ver la vida, otra forma de reír ("Dime de qué ríes, y te diré quién eres").


Por lo anterior, no espero que queden fascinados con y prendados de Torri. Pero seguramente publicaré varios más de sus textos (ya sea porque me fascina, ya sea porque no se me ocurre nada para escribir).


Sin más preámbulo, les dejo este texto incluido en el libro De fusilamientos (de 1940, si no me equivoco).



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.